A menudo los conceptos más lógicos y básicos no se tienen en cuenta cuando buscamos o reservamos una casa rural para pasar un fin de semana, puente o unas vacaciones más largas. Sin embargo es un error no dedicar un momento a pensar para acertar y sobre todo para evitar sorpresas. Y lo decimos con plena conciencia como usuarios que adoramos el concepto de las casas rurales y que miramos con cuidado las opciones para que todo vaya bien, palabra de Rural Dreamer. Por eso con este artículo te queremos dar nuestros consejos y trucos para elegir y reservar una casa rural.

La eclosión de las casas rurales en España fue tal en los años 90 y principios del siglo XXI que actualmente se han consolidado como una de las opciones de vacaciones preferidas por gente no solo nacional, si no muchos extranjeros. Los hay que ya están muy familiarizados con el formato casas rurales, pero siempre se puede aprender algo.

Para empezar surgen dudas de Donde y Cómo es mejor buscarlas. En grandes webs temáticas, contactar directamente a los propietarios o dejarse aconsejar por gente que conoce personalmente las casas. Cualquier vía es buena siempre y cuando seamos conscientes de lo que nos puede aportar cada una. Los grandes portales cuentan con mayor variedad de casas, no hay duda pero al final cada casa es una más, y las descripciones suelen ser siempre las mismas. Por otro lado los propietarios son quienes mejor conocen la casa, y eso es una ventaja, pero también puede resultar que no tienen la mejor perspectiva para comparar con otras, o que nos dejemos seducir por la labia o capacidad de venta que tengan. Nosotros apostamos por los buenos consejos, por eso Rural Dreamers conoce las casas y ha escrito con cariño los contenidos que describen porque son una buena elección.

Es frecuente escuchar quejas después de pasar el fin de semana porque o no hemos leído bien, o no era correcto lo que venía en la descripción. Puede que sea el exceso de ruido por otras casas o carreteras, o bien porque no existe el lavavajillas que nos iba a ahorrar tiempo para disfrutar de la estancia, o porque las neveras no enfrían bien y las cervezas nunca llegan a estar fresquitas. Al final el listón de exigencia debe de existir ya que de una buena experiencia nace la recomendación, el boca a boca y un comentario positivo en internet.

 Casa rural compartida o alquiler íntegro?

Aquí viene una de las decisiones importantes ya que si queremos poder disfrutar de toda la casa en exclusiva y que nuestra familia o grupo se alojen sin miradas indiscretas lo mejor es decantarse por el alquiler íntegro, ya que además nos permite marcar los ritmos de horarios de comidas, y evidentemente tener la cocina a nuestra disposición 24 horas al día. Compartir la casa tiene la ventaja de que podemos conocer a más gente en el desayuno, la cena o los espacios comunes del alojamiento como la piscina, y sobre todo que suelen ser los hoteles rurales con encanto los que normalmente funcionan con este formato compartido.

La casa más grande o la más barata es la mejor?

Desgraciadamente no siempre es así. Los precios a veces los determina la oferta y la demanda,  la competencia en una zona concreta, o por supuesto la temporada del año. Pero no siempre las casas más grandes y espaciosas son las mejores, ya que hay que valorar muchos otros factores antes de precipitarse. Lo mismo sucede con los precios, y es que es fácil pensar que si vamos directos al propietario el precio será el más bajo, saltando intermediarios, y más en estos tiempos en los que casi todas las casas rurales tienen web. Es un buen razonamiento pero también es cierto que portales como RURAL DREAMERS buscan añadir un plus a la estancia en la casa rural, ayudando tanto a propietarios que quieren darse a conocer, como a viajeros que se molestan el leer acerca de lo que te puede ofrecer  la casa. Y por ello nosotros intentamos elegir casas rurales de verdad, donde la palabra “rural” no sea solo un adjetivo, si no una certeza.

Consejos si vamos con niños

Los que son padres saben bien que viajar con niños es como ir con una casa a cuestas, así que si queremos aliviar el equipaje podemos cerciorarnos de la equipación especial para bebés o niños de la casa rural. Primero, hay cunas disponibles? Luego hay suficientes tronas para todos los pequeños? Además, cuales son las áreas de juego, y más importante, son aptas para los niños de determinada edad? La piscina tiene una valla protectora para evitar accidentes? Son muchas cuestiones, pero nunca suficientes si queremos elegir bien la casa rural ideal

Una casa para cada huésped

Cuando se busca casa rural hay que tener que tipo de estancia queremos pasar. No es lo mismo elegir la casa en una ubicación o en otra, perdida entre bosques y totalmente aislada donde no hay ni conexión telefónica e internet -buscado aposta – que una casa coqueta en medio de un pueblo donde tenemos la opción de comprar el pan o bajar a las fiestas del pueblo. Tampoco es lo mismo que tengamos actividades de ocio en la misma casa, como pista de tenis, ping pong, paddel o futbolín, que empresas que nos puedan ofrecer rutas a caballos, pistas de esquí cercanas, o catas gastronómicas.

Cada grupo busca su forma de disfrutar la casa, y como incluso dentro de cada grupo hay diferentes ideas hay que pensar en una opción de casa rural que contente a todos.

Muchos servicios…pero realmente útiles?

A veces los ojos se nos van detrás de las fotos de casas rurales extraordinarias, que cuentan con jacuzzi, piscina climatizada, pistas de tenis o incluso de fútbol!!!! Pero de verdad tenemos intención de darle uso, o mejor dicho es imprescindible que lo tenga. Pasa más de lo que uno desearía que elegimos la casa en función de un requisito concreto y luego no tiene ningún valor real porque no lo usamos. Por eso conviene razonar y compartir en la charla con los demás amigos si es necesario que la casa disponga esa fantástica sauna o ese jacuzzi externo para doce cuando vamos en pleno mes de diciembre.

Qué mes es el mejor para irse de casa rural

A veces no podemos elegir las fechas, y son los puentes o festividades los que se fijan para la escapada rural, pero si podemos conseguir adaptarnos la temporada baja es la mejor opción por varios motivos. El primero es que los precios pueden ser más bajos, y el segundo es que la disponibilidad de la casa rural será mucho mayor. Todo el mundo quiere ir de casa rural en San Juan, Todos los Santos, el 1 de mayo, el Puente de la hispanidad, el del Pilar o la Constitución, pero entonces es posible que tengamos que empezar a buscar casa con meses de antelación. Las mejores casas vuelan, y hay gente que ya las reserva de un año para otro.

Cada mes o estación del año aporta algo. Para algunos encerrarse en una casa todo el fin de semana en invierno alrededor del fuego y celebrar por ejemplo Navidad o Nochevieja es un planazo. Otros prefieren que la naturaleza de la recién llegada primavera esté exultante, mientras que otros quieren disfrutar del calor, sol y piscina en verano. Y por último los buscadores de fotos de bosques rojizos eligen casas rurales en septiembre y octubre para esos otoños de ensueño.

Flexibilidad a la hora de buscar

Las opiniones valen pero….cuidado…. Vivimos en la era digital de las opiniones, consejos, recomendaciones, estrellas, valoraciones…y aún así se hace difícil elegir porque a veces hay cierta manipulación, o simplemente los puntos de vista de un usuario a otro son diferentes. Además en internet solemos volcar toda nuestra ira, decepción o alegría y agradecimiento infinito. De modo que está bien guiarse por lo que dicen otros usuarios, pero si podemos leer y comparar los comentarios siempre obtendremos una visión mucho más panorámica.

Políticas de las casas rurales

Cada propietario tiene sus normas. Al fin y al cabo es su casa, de forma que si no admite mascotas o si nos pide que no hagamos fuego en la barbacoa hay que comportarse. En el lado contrario nosotros como clientes debemos conocer nuestros derechos y por eso podemos exigir que nos indiquen como funciona la política de pago de la casa rural, o en el caso de haber fianza cuando se desbloqueará para recibirla.

Esperamos que este “aburrido” listado te sirva para elegir casa. Estamos para ayudaros.